Mar 05 2008

La Mayoría Silenciosa

Published by under Política

La Mayoría Silenciosa
(Publicado en diario La Extra el 8 de marzo de 2007)

Contradictorio y peligroso el ambiente que, tras la pacífica marcha contra el TLC, quieren ahora sembrar en el país los detractores del acuerdo.

Pongo sólo algunos ejemplos. Don Albino Vargas, de ANEP, anunció en este diario que “ya no hay espacio para más marchas” y nos anticipa “un escenario de altísima confrontación social”.

Don Oscar Campos, expresidente de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), nos habla en Canal 13 de “desobediencia civil”.

En plena protesta, Ottón Solís, líder del PAC, comparándose con Luther King y Gandhi, dijo a La Nación que toda “Costa Rica ha salido a esta marcha” y condiciona un diálogo sobre el TLC a que el Gobierno retire el tratado del Congreso.

Hay más. El llamado “rector de la patria y el pueblo” le puso pimienta al condicionamiento de Solís y anunció que, de no retirarse el TLC, la paz está en veremos, no descartando, incluso, actos de violencia… aunque no provenientes de los grupos dirigentes. ¡Vaya consuelo!

Y para rematar un expresidente de la República, el mismo que recordamos por haber encabezado el peor gobierno de la historia reciente, señaló que “la aprobación del TLC no es un asunto de 38 votos en el Congreso”.

Además de su peligrosidad, lo común entre todas estas declaraciones es que ofenden los valores institucionales y la paz social que han hecho grande y diferente a nuestro país.

Son palabras irresponsables que demuestran poca fe y nulo respeto a esta democracia representativa admirada en cada rincón del planeta. ¡Qué fácil es atribuirse el derecho a hablar “por todo el pueblo”!

Por suerte, lo que estos señores no entienden, o no quieren entender, es que en Costa Rica las minorías se respetan, pero las mayorías están claras y deben prevalecer.

Los 38 diputados de cinco fracciones diferentes que respaldan el TLC, fueron electos con el 60 por ciento del total de los votos válidos emitidos en las elecciones del 2006.

¿Merece Costa Rica las amenazas de violencia? ¿Es válido que unos pocos se atribuyan la voz de todo el pueblo que en su inmensa mayoría respeta a su democracia?

A ambas preguntas la respuesta es un ‘NO’ rotundo. Creo que las verdaderas mayorías saben que lo que urge en estos momentos, lejos de confrontación, son decisiones, porque Costa Rica es mucho más que el TLC y nos hemos enfrascado en esta discusión por cuatro largos años.

Por suerte y por sobre las amenazas de cualquier irresponsable, esta es una Patria bendita y esa mayoría que ama a su país, tiene claro que aquí hay un Gobierno serio con un Presidente que desde la campaña fue transparente en sus propuestas.

No responses yet




Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply