Sep 23 2008

Como se sirve el vino (con mucho cuidado…)

Published by under humor,vino

Como se sirve el vino (con mucho cuidado…)

Antes que nada, debemos hacer una par de advertencias:

Según se ha demostrado con animales de laboratorio -y otros menos laboriosos-, la falta de regularidad en el consumo de vino puede provocar casos inducidos de sobriedad.

Los consejos aquí servidos son de mi propia cosecha, no deben de tomarse dogmáticamente, ni en ayunas.

Espero que pusieran en práctica los consejos anteriores (entiéndase, que abrieran botellas y no les quedara corcho) y que estén prestos a servirlas…

Aunque parezca descortés, lo correcto es que el anfitrión sea el primero en tomar el vino, en probarlo y catarlo (la forma de catarlo es próxima historia), para esta probadita se sirve entre un cuarto y un quito de la copa si es normal (por normal entendamos grande que son las que favorecen al vino tinto….parece que tendré que escribir otro post en contra de las copas comerciales pequeñas llamadas “para tinto” cuando las de “agua” resultan mejores) o un tercio si la copa es pequeña.

Luego de catarlo, el anfitrión autoriza al salonero a servirlo o procede a servirlo en dirección contraria a las agujas del reloj (los relojes tienen agujas?) y por último se sirve la propia copa.

La botella debe agarrarse firmemente con una sola mano, a media altura, rodeándola completamente con los dedos, excepto el índice que está hacia arriba, lo que ayuda a mejorar la puntería. Tal cual se muestra en la foto adjunta.

A toda costa deben evitarse miradas satánicas, en especial si quien las hace toma otro elixir. No se deben aceptar las sugerencias de servirlo directamente en la boca de los comensales y en casos extremos se puede colaborar con alguien a mantener la copa firme.

El vino se sirve poco a poco, procurando un chorro continuo que nunca cubra la boca de la botella.


La botella no debe tocar la copa, se suspende a un par de centímetros de la misma.


Las copas se llenan hasta poco más de un tercio (por eso deben ser grandes). No se debe probar el vino hasta que todos estén servidos (a menos que sean más de ocho, en cuyo caso el vino se toma “cor cor” a ver si se tiene la suerte de que le resirvan a uno).


Por último, lo más importante, cuando se finaliza de verter el vino en la copa, se realiza un rápido giro de muñeca mientras se retira y endereza la botella. Esto es para que las últimas gotas no se caigan ni resbalen por fuera de la botella.


Esto debe ser altamente practicado, y no es indispensable que se haga con una botella… puede ser más de una.

One response so far




Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply