Warning: strstr(): Empty needle in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php on line 529

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php:529) in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 58
Blog de Alejandro Trejos - Un éxito - Blog de Alejandro Trejos

Nov 23 2008

Un éxito

Published by under Política

Les dejo con una nota periodística:

La “marea blanca” empezó y exige justicia

Una marea blanca tomó la avenida segunda y la explanada de la Corte Suprema de Justicia este domingo por la mañana. Centenares de costarricenses marchamos para pedir paz y justicia ante la escalada de violencia que sucede día con día en todas las provincias de nuestro país a vista y paciencia de las “autoridades”, algunas de las cuales también se han dedicado a delinquir.

Cuesta describir todos los sentimientos que uno experimenta al acudir a un evento de este tipo. Lo primero que salta es la gran pregunta: “¿Cómo es que llegamos hasta este punto?” Y vienen otras: ¿Por qué hemos permitido que la inseguridad nos gane? ¿Serán suficiente nuestras voces, nuestros clamores, nuestros rostros compungidos para que de verdad los tres poderes de la República respondan con la altura que merecemos los 4 millones de costarricenses?

Varias veces me ganaron las lágrimas, cuando ví los ojos humedecidos, los abrazos de los familiares de decenas de jóvenes y adultos asesinados (personas que solo había visto en el periódico o en la tele); cuando ví las fotos de las víctimas (sus seres queridos) en las camisetas que llevaban o en las pancartas que elaboraron, cuando escuché sus historias. Todavía siento el nudo en la garganta. Había tanto dolor junto.

Pero también ví coraje, decisión y esperanza en esos cientos de rostros de todas las edades y de todas las clases sociales. Fueron desde los abuelos hasta los hermanitos pequeños de las víctimas, pasando por padres, hermanos, primos, amigos… Había, sobre todo, costarricenses sencillos, honestos, que no deberían pasar por la pena de llorar tanto y de soportar tanto dolor.

Mis respetos a los organizadores, mi cariño a los familiares de las víctimas, mi reconocimiento a quienes fuimos solo por solidaridad.

Somos una marea blanca que clama por justicia y por acción, porque como decía un padre de uno de los jóvenes asesinados “sin justicia no hay paz”. Y los costarricenses queremos, sobre todo, que este país recupere la PAZ.

Gabriela Hernández
Periodista-Editora
[email protected]

No responses yet




Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply