Warning: strstr(): Empty needle in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php on line 529

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php:529) in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 58
Blog de Alejandro Trejos - FÁBULA DE LA GACELA Y EL LEOPARDO - Blog de Alejandro Trejos

Mar 21 2009

FÁBULA DE LA GACELA Y EL LEOPARDO

Published by under Política

Fábula política sobre los precandidatos del PLN, Laura Chinchilla, Johnny Araya y Fernando Berrocal, no se quien es el topo….

FÁBULA DE LA GACELA Y EL LEOPARDO

Por Juan Ramón Gutiérrez

Primera parte.



En un hermoso lugar de cuya costa, rica y hermosa, siempre quisiera acordarme, creció en su bello bosque una comunidad, sabia, valiente, progresista y amante de la paz.


Ya habían pasado los remotos tiempos cuando el León era el rey permanente del bosque y los ancianos de la comunidad dispusieron que tras un período conveniente, se cambiara de mandatario, tomando en cuenta que la continuidad en el poder corrompe. Fue así como se formaron grupos organizados que llamaron partidos y cada grupo podía presentar un candidato para participar en una contienda general, en la que se elegiría al próximo mandatario.


Había varios partidos que en una o en otro forma se venían alternando el poder, pero el principal de ellos era, el Partido Verde, que se encontraba gobernando. El partido verde, no sólo era el más grande, sino que había enriquecido el bosque, por lo que la gran mayoría de los individuos quería que siguiera rigiendo sus destinos.


También había pasado el remoto tiempo en que los machos eran los únicos que podían manejar las cosas públicas y luego tanto las hembras como los machos, tenían gran participación en todos los asuntos que le incumbían al bosque.



Se formaron tres grupos para impulsar un candidato y no sorprendió que la ágil, graciosa e inteligente gacela, se presentara como aspirante. Otro grupo propuso al hermoso Leopardo, también ágil e inteligente y el tercero presentó al igualmente ágil e inteligente venado, que por asuntos que nadie se explica, no había logrado la acogida del conglomerado, por lo que la disputa se haría entre la señora Gacela y el señor Leopardo.


El sabio Búho, honorable líder comunal llamó a los contendientes para inscribirlos y les preguntó:


-¿Están conscientes de que los contendores de otros partidos les van a atacar en todo sentido?-Ante la respuesta positiva de los aspirantes el sabio agregó:

-Entonces para hacerle frente a esos embates, deben presentar como escudo, la honestidad, la moral y la integridad que sé que son virtudes de los dos, que Dios los acompañe.

La fiesta electoral empezó en el bosque y como era lógico, doña Gacela se rodeó de los suyos y don Leopardo hizo lo propio. Ambos aspirantes empezaron a llevar a sus movimientos grandes figuras, mientras que los tambores del bosque anunciaban que la contienda estaba muy pareja, pues un día amanecía uno en la cima y al día siguiente el otro.


Don Topo, un respetable, generoso y noble individuo se unió al grupo de don Leopardo y empezó a trabajar con mucho entusiasmo.


Doña Gacela logró atraer a su grupo individuos que habían sido simpatizantes de otros partidos rivales, lo que no le gustó a don Topo, por lo que refunfuñando se fue y puso en la entrada de su club, un enorme letrero que decía: NO SE ACEPTAN INDIVIDUOS DE OTROS PARTIDOS.


Don Leopardo llegó, vio el letrero y se enfadó, por lo que llamó a don Topo y le dijo:

-Don Topo, jamás un partido gana una elección con solo sus afiliados, para eso se hacen las campañas, para atraer, no sólo a los de casa, sino también a los extraños.

-Pero que es llegan y ni siquiera firman la adhesión, don Leopardo-contestó el noble Topo.

-Don Topo, la adhesión es un papelito que, aunque moralmente debería respetarse, no obliga a nadie a emitir un voto a favor de la persona para la que firmó.


Don Leopardo le explicó a su fiel seguidor, que precisamente venía de una tribuna pública en la que había mostrado su regocijo, porque un respetable representante de la farándula del bosque, unido de por vida a otro partido, le había ofrecido su apoyo.



También le hizo ver que ese mismo acto, le había contestado a un individuo de otro grupo, que el Partido Verde, estaba abierto para acoger a todos los simpatizantes de otros grupos.


-Don Topo, con mucho orgullo, no metió su rabo entre las piernas, como habría hecho otro, sino que con orgullo y su frente bien en alto, aprendida su lección, fue y quitó el rótulo y la fiesta siguió con gran colorido.


Doña Gacela desplegó sus mantas con el letrero, LA GACELA UNE, mientras que don Leopardo infló y elevó a los cuatros vientos sus globos rotulados con la frase, EL PODER DE TODOS. Y así con mucho entusiasmo, el Partido Verde, siguió su fiesta electoral a la espera de tener a su representante, para ir a ganar las elecciones venideras.


Y me meto por un huequito y me salgo por otro, esperando en Dios me permita contarles la segunda y tercera parte y final de esta fábula.

2 responses so far




2 Responses to “FÁBULA DE LA GACELA Y EL LEOPARDO”

  1.   cuentos de samaniegoon 22 May 2013 at 5:46 AM

    Very nice post. I simply stumbled upon your weblog and wished to say that I have really enjoyed surfing around your weblog posts. After all I’ll be subscribing for your feed and I am hoping you write again very soon!

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply