May 16 2009

PADRE CLAMA POR TARDÍAS PRUEBAS EN CRIMEN DE HIJO

Published by under personal

Carlos Rojas me autorizó a reproducir esto…

• Tras tres años de espera:

PADRE CLAMA POR TARDÍAS PRUEBAS EN CRIMEN DE HIJO

SILVIA COTO ROJAS
[email protected]
Fotos: Víctor Benavides

Esta es la última foto que sus padres le tomaron a Christian, meses antes de su cumpleaños, al cual no pudo llegar tras ser víctima del hampa.

Pareciera que los familiares de víctimas de homicidios no solo tienen que luchar contra la muerte de las personas que aman y por las que arrastran dolor en su corazón sino también con la ineptitud de las autoridades para darle el proceso debido a cada uno de los casos, si no es que éstos quedan almacenados en viejos archivos de las fiscalías. A don Carlos Rojas y su esposa Rosibel Araya tres hombres, entre ellos un menor de edad, les mataron a su único y amado hijo Christian, de 17 años, el 25 de agosto de 2006, y aunque parezca increíble aún esperan que las autoridades entreguen pruebas que son vitales para el caso porque están vinculadas con lo que sucedió esa fatídica tarde.

“A mi esposa y a mí no solo nos mataron a nuestro hijo sino que nos mataron a nosotros mismos porque Christian era nuestra vida, él era nuestros ojos, por él cada día respirábamos y salíamos a trabajar honradamente. Era nuestra razón de ser y existir, un regalo de amor de Dios para nosotros”, comentó Rojas.

JUSTICIA POR VIDAS

Añadió: “Yo quiero justicia, aunque nada me lo vaya a devolver. Que los culpables paguen significa que muchas personas se salvarán de vivir lo que nos pasó a nosotros, yo prefiero tener las cárceles llenas y los cementerios vacíos”.

Rojas tiene casi tres años de insistir ante las autoridades, con el apoyo de la fiscal del caso, que le entreguen el registro de llamadas del celular de su hijo, pues fue una de las pertenencias que le robaron y fue utilizado por los miserables asesinos.

“Ya se le ha hecho la solicitud al ICE tres veces, al principio decían que no podían porque el celular de mi hijo estaba cortado y yo guardo mensajes de texto que intercambiamos poco antes de que lo mataran. La última solicitud fue hace 15 días pero ahora la institución ni siquiera se tomó la molestia de contestar”, explicó.

LUMINOL

Además de las llamadas, la prueba de luminol que para la fiscal es vital tampoco ha sido efectuada después de tres años del deceso y nadie da razón.

“Nosotros estamos desesperados porque necesitamos que hagan la prueba de luminol, la camisa ensangrentada de mi hijo posiblemente cuando se decidan a hacerla ya no va a servir”, explicó.

Christian fue asesinado dentro de su habitación, cuando tres hombres entraron a su casa y tras propinarle varios golpes y heridas para robarle el celular, un Xbox y dinero en efectivo lo dejaron sin vida. Fue su padre quien encontró el cuerpo.

ABSUELTO

Casi un mes después las autoridades detuvieron a los asesinos, dos mayores de edad que están con medidas cautelares y un menor de edad que fue absuelto por la falta de pruebas que hoy estos padres claman.

“Nos quitaron el derecho de ver a Chris crecer, de que alguien nos llamara abuelo, de que nos presentara a su primera novia, por eso nosotros pedimos que se nos ayude con estas pruebas para que la justicia de verdad se cumpla”, dijo Rojas.

Con la muerte de Christian no solo se sembró el dolor en sus padres sino que también se truncaron los sueños de un joven por terminar el bachillerato, convertirse en biólogo marino y seguir siendo el guía de los niños de la escuela dominical de su iglesia.

No responses yet




Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply