Dic 18 2010

Un techo por mi país

Published by under cata and tagged:

Ayer fui a dejar a mi hija al CENAC porque se va a ir a construir casas.

Yo confieso que al inicio la organización de Un Techo para mi País no me gustaba, me parecía asistencialista y una moda “cool” de juventud.

Pues esta moda se propagó y creció. Y es una gran y buena actividad para los jóvenes.

Esta semana Cata formará parte de una cuadrilla y va trabajar literalmente como peón de construcción en una casa para una familia que van a conocer. Dormirá en una escuela de la Carpio y ya me conto lo impresionada que esta.

Ya me había tocado recoger a Cata en una esquina en medio de un aguacero y ella feliz. Hemos visto varias veces una inundación de camisetas rojas recogiendo plata en las esquinas, y esa plata se usa.

Ahora me tocó ver que no solo se da un rojo, no solo se ayuda, sino que mi hija va a tener una experiencia MUY formadora e inolvidable.

Para mi fue conmovedor ver centenas de jóvenes preparándose para ir a diferentes partes del país a construir casas en época de navidad.

8 responses so far




8 Responses to “Un techo por mi país”

  1. Imagen de perfil de Alejandro  Alejandroon 23 Dic 2010 at 10:31 AM

    Carlos y Terox, eso es lo que he estado percibiendo, la comunicación con mi hija ha sido poca en cantidad pero inmensa en energía positiva.

  2. Imagen de perfil de Alejandro  Alejandroon 23 Dic 2010 at 10:31 AM

    Carlos y Terox, eso es lo que he estado percibiendo, la comunicación con mi hija ha sido poca en cantida pero inmensa en energía positiva.

  3.   Carlos Moraleson 23 Dic 2010 at 9:05 AM

    Hola!!! Para aquellos que cuestionan qué tan útil puede ser esa “ayuda” de Un Techo para mi País (UTPMP), les cuento un poco más… Efectivamente se trata de soluciones habitacionales mínimas y TEMPORALES… jamás una definitiva, pero no por ello inútil.

    Las viviendas que se construyen permiten solventar una necesidad inmediata en las familias con las que se trabaja y la intervención de la ONG no termina ahí, sino que tiempo después de las construcciones y según el interés de la comunidad se inicia un proceso de trabajo conjunto por medio de reuniones y capacitaciones para que tanto niños como jóvenes y adultos de la comunidad reciban insumos que les permitan o continuar con sus estudios o bien, aprender un oficio que mejore su condición. Además, los talleres incluyen la parte anímica, que tantas veces hace falta en esas comunidades, buscando un desarrollo integral en el que los mismos líderes comunales velen porque ellos y sus vecinos salgan de esa condición de pobreza extrema!

    En CR aún estamos bastante prontos para ver esos resultados, pero con un buen camino se logrará!

    A esos padres (alejandro, ana maría y vitzo) les digo que inviten e insten a sus [email protected] a participar con el techo, o bien con cualquier otra ONG similar!!! Estas experiencias nos abren enormes puertas y nos hacen re-descubrir nuestro mundo y nuestro país (a veces muy distinto al que nos enseñan diariamente), pero lo más importante, nos forma como ciudadanos yuna vez que debemos dejar la experiencia (porque lamentablemente es una etapa que debemos superar) salimos con miles de aprendizajes que ponemos en práctica en nuestro diario vivir!!! es una experiencia re-re-recomendada! Es más! en mis años ahí siempre soñé con que pudieramos hacer una constru de padres e hijos, para que uds también supieran en qué es en lo que nos metemos y xq lo hacemos tan a fondo!

    Suerte con el regreso de las chicas!!!

    Saludos, Carlos!

  4. Imagen de perfil de Terox  teroxon 18 Dic 2010 at 9:38 PM

    Lo mejor de todo es que se está sembrando para el futuro… en dos direcciones, los que construyen y los beneficiarios…

  5. Imagen de perfil de Alejandro  alejandroon 18 Dic 2010 at 7:35 PM

    Que interesante que gente dispersa entre sí (los que han comentado) coincidan tanto, la verdad es que suscribo todas las palabras escritas aquí

  6.   vitzaon 18 Dic 2010 at 6:56 PM

    Pensaba lo mismo. Mi hija menor Mariangel ya ha asistido en 2 ocasiones a construcciones en Battán… la semana pasada regresó y para “viniar” un poco y dar la contribución del voluntariado fuí a las instalaciones… tuve la oportunidad de ver, escuchar y compartir un poco con un montón de “chancletudos” voluntarios, resulta que entre ellos habían ingenieros, sociológos, psicólogos, todos muchachos muuy jóvenes terminando la U y empezando su vida profesional. Me llamó la atención poderosamente que estaban en una mesa de trabajo analizando expedientes de casos… escuché sus comentarios, pero sobre todo pude sentir la sensibilidad… me dí cuenta que los muchachos que se acercan a Un Techo para Mi país son especiales, y ahí en la sencilléz de las instalaciones se labran grandes cosas… a ojos cerrados dejo a Mariangel (de 16 años) ir a construir… aunque venga picada y traiga la ropa en condiciones de desecho…

    Realmente hacen un trabajo especial, aunque no lo creía así, sobre todo porque creo que los habitaculos no solucionan las necesidad de vivienda… pero, al saber por boca de mi hija lo agradecida que quedan las familias y lo mucho que lloran de alegría cuando hacen entrega de la vivienda… Y sobre todo porque mi hija valora aún más lo que tiene.

  7.   Ana Mariaon 18 Dic 2010 at 6:25 PM

    De igual manera a mi parece poco efectiva la ayuda, por no ser una solución definitiva de vivienda.Aunque de un tugurio a esta casita hay un abismo de diferencia, les aseguro. Por otro lado me preocupaba la seguridad en estos lugares que son extremo conflictivos.

    Sin embargo dejando de lado todo esto, es inevitable que tanto Ale como yo tuvimos dos hijas sensibles y amantes de servir al prójimo. De manera nostálgica me acuerdo que Nati ademas de servir a los indigentes y las diferentes obras que hacia. Uno de sus planes era inscribirse como voluntaria en un techo para mi país, cuando se estaba formando esta institución en el país y esta emocionada porque su abuela Miradalva les iba a alquilar un local cobrándoles una cuota mínima o mas bien simbólica , la otra era irse a África a ayudar con un grupo de la Comunidad Pas. Ninguno de ellos lo cumplió porque no hubo tiempo. Cata estaba mas chiquita en ese entonces, pero ya mas grande esta en lo mismo. No puedo mas que sentirme intensamente feliz de ser la madre de dos mujeres grandiosas, de temple, capaces de superar los mas duros desafíos, independientes, valientes y sobre todo con un gran corazón y espíritu de ayuda. Insto a los padres de que siembren esa semilla en sus hijos o que los motiven cuando quieran participar en estos servicios el resultado siempre sera positivo.

  8. Imagen de perfil de Álvaro Aguilar  Alvaro Aguilaron 18 Dic 2010 at 1:47 PM

    En principio a mi tampoco me gustaba Un Techo Para Mi País, la verdad siempre me ha parecido un poco sesgada la ayuda, porque la casa es de madera (hasta donde yo se), y no se realmente cuan efectiva es la ayuda.
    Pero lo importante es que se concientiza a la juventud y se ayuda a las familias necesitadas…
    Saludos

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply