May 21 2012

Heredia campeón, un Bee Gee muerto y los autos usados

Published by under Sin Categoria

Posiblemente la primera pregunta que surge al leer este titular es qué tienen que ver los heredianos con los Bee Gees y los autos usados?

Pues la respuesta es muy sencilla: NADA, pero  está leyendo esto. ¿Y de qué me hablarán ahora?

Déjenme contarles que he venido viendo y siguiendo el asunto de los autos usados de primero ingreso, si, no hablo del suyo o del mío, sino de los que algunos traen a vender a las puertas (en el mejor de los casos) de los almacenes fiscales.

En un tiempo cierto almacén ubicado en San Francisco de Dos Ríos más parecía un mercado persa que el hecho de estar bajo un régimen fiscal diferente.

Allá iban a dar vehículos que incluso extranjeros traían a vender, un gringo se había hecho famoso porque ponía calcomanías en los parabrisas de los carros que importaba desde los Estados Unidos donde compraba a precios de chatarra y aquí los vendía al mejor postor, no tan baratos por cierto.  Se le decía Carita Feliz. Claro que los no tan felices eran quienes se llevaban sus sorpresas para la casa…

Y aquí es donde empieza el gran negocio.

En subastas o en chatarreras de norteamerica se compran los restos de carros cuyo destino era la destrucción total para luego enviarlos vía barco a Limón y de ahí redestinados a San José, a almacenes fiscales.

La mayor parte se importan sin arrancar, es decir, no porque la llave esté perdida, es simplemente eso, que no arrancan, si no lo hace es porque algún daño tienen y si arrancan no caminan. Claro que no son todos, un leve porcentaje si arranca y camina, pero mucho que desear su estructura metálica o interior. Una por otra dicen los vendedores de autos.

Ya en algún almacén fiscal de Costa Rica un coyote o revendedor hace de las suyas, ofrece como si fueran de su propiedad todos cuanto puede, el lema: “están como nuevos, mire este, era de una viejita que ni lo sacaba, se lo compré en la cochera de la casa, no lo quería vender, viera cuanto costó”.

Y digo lema porque es casi generalizado. Ni hablar del kilometraje o millaje, si les hacen el “overhall digital”, es decir abrirle el dash para bajarle la numeración, le va bien, en otros casos juegan con el tema de kilómetros o millas.

Pero el asunto no acaba ahí, en algunos casos, los autos tienen meses de estar en el almacén, sino años y este tema no se lo cuentan. Al momento en que usted paga por “su carro” bueno, ya es suyo, le toca ir a sacarlo.

Vaya sorpresa, debe pagar el almacenaje.

Así es, el carro ya es suyo y a usted le toca el pago del bodegaje o almacén fiscal. Normalmente un monto fijo por la primera semana y a partir de ahí varios dólares diarios. En muchos casos el bodegaje es mucho más alto que lo que usted pagó por su carro.

Si logró salir de esta pena, ahora le pregunto: ¿se acordó que hay que pagar impuestos de nacionalización? Supongamos que esta parte si la contempló y que aunque no fue el monto prometido por el vendedor (lo más seguro), pudo hacerle frente.

Se llevó el carro para su casa. Unos día después descubre con ayuda mecánica que falta una inversión cuantiosa para reparaciones, al estar dentro del periodo de ley se supone que tiene garantía, usted busca al vendedor, a continuación algunas respuestas típicas en las puertas de algún almacén fiscal en Costa Rica:

  •  Ah no no, ese carro yo no se lo vendí.
  •  Ese carro era de un gringo ahora vaya búsquelo a la yunai.
  •  Qué? con ese precio, si lo quiere nuevo vaya a la agencia.
  •  Cómo? pero si yo le dije a usted que era sin garantía.
  •  Vea vea mihijito, yo le ayude a buscarlo, la plata se la di al koreano, ahora la bronca es de él, por cierto ya jaló para Korea.
  •  Mire yo con ese carro salí perdiendo, no ve que me embarqué y se lo di más barato.
  •  Que dicha que lo ví, no ve que me quedó debiendo, yo no le cobre el barco.
  • No mire, si lo compra en aduana es porque sabe que está malo.
  •  Mire el que se lo vendió a usted ya no trabaja aquí.
  • Ah no ese señor no trabaja aquí es que la pulsea, pero no sé cuando viene.
  •  Si si claro, vaya reclámele a la sonta de su abuela!

Y por otra parte, una gran evasión fiscal, el vendedor obtiene grandes ganancias pero ni siquiera nacionalizó los vehículos.

Bueno en todo caso, entre fútbol, farándula, evasión y autos usados de primer ingreso, el común denominador es que todos son un deporte de los ticos, claro sin faltar la política.

2 responses so far




2 Responses to “Heredia campeón, un Bee Gee muerto y los autos usados”

  1. Imagen de perfil de Alejandro  Alejandroon 21 May 2012 at 7:32 PM

    Muchos carros declarados “perdida total” los traen, les hacen un caldo de pollo y a los pocos meses están dando problemas

  2. Imagen de perfil de Terox  teroxon 21 May 2012 at 7:30 PM

    Y las denuncias, entonces, deberían abundar…

    Yo no entiendo como alguien puede comprar un carro sin siquiera verlo y arrancarlo… a menos que venga nuevo… seguro lo encuentra muy barato y se va a cholo…

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply