Archive for the 'Navidad' Category

Dic 24 2008

Mis Regalos de Navidad, y para todos los bloggers

Published by under cata,natalia,Navidad

 

En la vida hay momentos de bonanza económica y otros de penurias, así es la vida y así la he aprendido a vivir sin problemas, disfrutando lo bailado y lo comido o simplemente disfrutando ver un árbol mecido por el viento.

En una Navidad de estrechez económica (o sea, estábamos medianamente limpios), como las niñas estaban pequeñas igual disfrutaban todo. Pero mi señora y yo teníamos que dar un montón de regalos, dos familias y amigos cercanos.

Resolvimos no comprar regalos (que hubiera sido un platal) sino hacer los regalos, decidimos hacer paté y entregarlo en frasquitos plásticos que decoramos con tela a cuadritos y cinta dorada. Busque una receta de paté el los miles de libros de cocina de mi Mama (estoy hablando de lejanos tiempos pre-googolianos).

En la receta del paté leí: una cuarta de whiskey, por lo que le dije a Ana: “compremos una botella de güisqui y nos la tomamos mientras hacemos el paté!!!, así que hacemos nuestra propia fiesta entre tanto y la pasamos bien”, en esas épocas pre-googolianas yo tomaba destilados y era más tonto, ahora soy maduramente tonto.

Seguimos la receta al pie de la letra, disfrutamos tanates en la preparación del paté y en los paquetitos. Al día siguiente salimos a hacer el recorrido de repartición (un poco de goma hay que confesarlo) y en varias casas abrían el paté de una vez y lo probábamos, con un extraño efecto, primero la goma se hacía más leve, luego todo se hacía “leve”. Resulta que la receta decía una cuarta de cucharada de güisqui o coñac y yo le eché una cuarta de litro!!!, en fin…

Luego de eso muy a menudo teniendo plata hemos hecho regalos, no teniendo he gastado un montón en un regalo especial, pero básicamente hubo un cambio sustantivo en dar los regalos, ahora “sentimos” los regalos.

Años más tarde, con las chicas más grandes decidimos hacer paté otra vez para regalar, en esta ocasión con receta propia, un paté de aceitunas y anchoas que al licuarlo tomaba una textura y color arto extraña, pero delicioso.

Natis al verlo dijo: “Papi, está rico pero parece caca de bebe” y era cierto, en esos días además acabábamos de estar con un primito de ellas muy cagón. Así que al paté se le bautizó con el nombre de Le Paté de la Caque de le Bebe. También lo repartimos y lo hemos repetido varias veces.

Hemos hecho candelas para regalar, copiado discos escogiendo para cada quien una selección especial, móviles con piedritas y conchas, queques de navidad y todo tipo de simpaticuras.

Y por suspuesto, la presentación de Les Luthiers que ya es toda una tradición, primero con mi hermano Oswaldo (que las disfrutaba como un chiquito), luego incorporando a las chicas, después con pequeños papeles para otros, la última Cata y Yo solos y este año con mi hermana y un sobrinote (que tuvo la descortesía de hacerme tio-abuelo) para ir ampliando el tema generacionalmente, es una tradición que ya no es mía sino de la familia.

Este año fui a comprar cosas de barro, Cata y yo las estamos pintando, disfrutando envolverlos de una forma personal con papel corriente (excepto los de los más peques que son con papel brillante verde y rojo) y con lazos hechos a mano. Si pudiera le daría a cada uno de los lectores de este blog una cosita de barro con un dibujito y una frase hermosa, a todos los blogueros y amigos, en especial a esos y esas cercanas que tanto me han apoyado en este tan duro año.

Feliz Navidad, aprovechen cada momento y que estén de lo mejor.

2 responses so far

« Prev