Sep 29 2010

Triunfo legal y moral

Published by under natalia

El día de ayer se dictó sentencia en el juicio por el homicidio de mi hija Natalia y sus amigos Diego y Rebeca.

En el entierro de mi hija dije que yo perdonaba al joven que había provocado el accidente, pero que no podía perdonar el hecho. Tomar esa posición fue un golpe de suerte que me ayudó a enfrentar lo que se venía y a tener fuerza para emprender luchas procurando el beneficio de todos.

No hace falta explicar que mi vida cambió radicalmente y que el hecho me cambió como persona, acepto haber sido marcado de por vida y que el dolor será mi copiloto siempre.

Pero no aceptamos quedarnos ahí, mi familia y las familias involucradas optamos por luchar, no por buscar venganza que es tan tentador pero que al final -estamos convencidos cada día más- es una ilusión pasajera.

Como no nos movió la venganza, nunca pensamos que años más o años menos iba a mejorar en algo la situación, lo que buscamos fue visibilizar el problema que está matando a nuestra juventud en la calles por simples irresponsabilidades y por tomarse poco en serio lo que es el arma más mortal de Costa Rica, los vehículos.

Entre tanto también luchamos por una reforma profunda en la ley de tránsito y aunque queda camino por andar ya vimos los primeros y positivos frutos.

Queríamos una sentencia ejemplificante y se logró, queríamos que la legislación nacional distinguiera entre un accidente y un siniestro de tránsito y se lograron los primeros pasos.

Si todo lo anterior logra disuadir al menos a un infractor y evitamos una sola muerte, habremos homenajeado a nuestros hijos como se merecían.

16 responses so far

Ago 27 2010

La insensibilidad de Gloria Navas, aspirante a Fiscal General…

Published by under Política

La Licenciada Gloria Navas Montero, presidenta de un Bufete con muchos abogados, se declaró “enferma” y no se pudo realizar la ultimísima etapa en el caso de la muerte de mi hija y sus amigos.

Doña Gloria es la defensora del asesino de Rebeca, Diego y mi hija Natalia en un siniestro de tránsito que ha sido muy divulgado mediáticamente. Imagino que esa “noticia” hoy no era conveniente para sus aspiraciones personales.

Varias familias hemos sufrido por casi 3 años el escarnio del juicio y su re-victimización, hoy era un simple trámite de menos de 15 minutos para cerrar la última etapa de ese proceso, pero no…, se enfermó la abogada y no pudo enviar a nadie de los tantos abogados codefensores que en el trascurso del juicio participaron, los que para hoy estaban desnombrados.

Eso va a hacer que las tres familias víctimas volvamos a esperar y volvamos a pasar por esto. Pero también el que su joven defendido siga en la incertidumbre de cuantos años deberá pasar en la cárcel… lastimando una familia más. Parece que la Licenciada Navas no es sensible ni con su propio homicida defendido.

¿Será todo eso válido sólo por una aspiración de un puesto? ¿Queremos los ticos una fiscal así?

Doña Gloria se hizo famosa por defender al narcotraficante Ricardo Alem, además de los que ejecutaron el mayor desfalco contra el estado costarricense en el caso del Banco Anglo, hasta planteó demandar a la Junta de Protección Social. También ha defendido a otros narcotraficantes como este o este otro.

Ella tiene todo el derecho del mundo a defender lo que para mí es indefendible, pero eso es parte del sistema ¡De la seguridad jurídica que es lo que nos hace civilizados! Eso lo acepto, apoyo y respeto.

Pero que aspire a ser la fiscal general de todos los costarricenses de verdad que raya en el realismo mágico (¿absurdo?), eso es un #sanseacabó.

El último en salir que apague la luz por favor.

56 responses so far

Feb 01 2010

¡Don Luís Alberto se honró!

Published by under Política

Hace muchos años, era frecuente escuchar que alguna dama se había honrado. Por extraño que ahora parezca, la verdad es que entonces se confundía el honor familiar con la virginidad de las mujeres solteras.

Así, una familia recibía una grave ofensa cuando alguna de sus hijas era deshonrada por algún mozo del lugar. Afortunadamente, para la familia ofendida, existían algunas formas, socialmente aceptadas, de reparar el quebrantado honor. La más civilizada consistía en el matrimonio, generalmente forzado, del mozo desvirgador con la mancillada ex señorita. Algunos padres exaltados resolvían el problema separando a la muchacha de la familia. Muchas mujeres terminaban viviendo en casa de un familiar o, en el más desafortunado de los casos, en algún burdel de la Capital.

En otras ocasiones, mejor valoradas por la comunidad, la muchacha tenía su hijo y se recluía en la casa paterna llevando una vida de monja doméstica. Dejándose ver por los vecinos, únicamente, cuando a primeras horas de la mañana transitaba de la casa a la iglesia y de la iglesia a la casa. Según rezaba la ignorancia pueblerina de aquel entonces, al cabo de los años, y por el hecho sagrado de utilizar sus órganos sexuales únicamente para orinar, los labios de la vulva terminaban cerrándose y por insólito milagro del pudor, el arrepentimiento, la abstinencia y el ayuno carnal, la muchacha se honraba. Es decir, recuperaba el primigenio estado virginal.

Por muy extraño que parezca, algo de similar carácter ha ocupado un lugar en nuestro pintoresco entorno político. En medio del pecado, la corrupción y el abuso de los fondos públicos surgió, hace algunos años, el dedo y el verbo acusador de Ottón Solís, un político obcecado y fundamentalista. Hijo de los medios de comunicación, sus sentencias resuenan en nuestros hogares, separando el bien del mal, los justos de los pecadores, los inmaculados de los corruptos, los ángeles de los demonios.

Sorpresivamente, durante la actual campaña política, Ottón Solís nos muestra algo nuevo: sus dotes de sanador y terapeuta sagrado. Ahora cobija con su manto protector a quienes antes acusaba de falsos y corruptos. Así, Rolando Araya quien, apenas dos campañas políticas atrás, era, en el discurso mesiánico de Ottón, un corrupto representante del diabólico PLN; ahora, gracias al famélico apoyo suyo dado a la campaña de Solís, Rolando apacigua su hambre y su sed rumiando inmaculado entre los pastos redentores del PAC.

Pero el milagro más espectacular estaba por venir. El ex Presidente de la República Luís Alberto Monge a quién Ottón calificaba de corrupto usurpador del fondo de Compensación Social, hincó su rodilla ante el líder de la moral ciudadana y éste, colocando su mano sobre el hombro arrepentido, lavó sus culpas.

¡Costarricenses, dijo Ottón emocionado, anunciad en vuestros hogares, en los estadios de fútbol, en los bares, en los taxis, trenes y autobuses, en los parques y oficinas, que al cabo de los años y para gloria de Otón Solís: ¡Don Luís Alberto Monge se honró!

(gracias a Norman y a Alexis constructores de este post)

No responses yet

Nov 18 2009

Juzgado desestima causa contra Global ID

Published by under personal

Comunicado de Prensa
  • Ministerio Público pidió desestimación
  • “No hay delito alguno que perseguir” dice el Juez
  • Carné que expide es una base de datos laboral y crediticia únicamente

Desestimar cualquier causa por emitir carnés de identificación a extranjeros, fue la decisión del Juzgado Quinto Penal del Primer Circuito Judicial, a solicitud del mismo Ministerio Público.

Así se desprende de de la sentencia sobre la Sumaria Penal número 09-001053-0612 PE, que firmó el pasado 15 de octubre el juez Luis Diego Ulloa y que en resumen señala: “Así las cosas, y según lo expuesto, se acoge el argumento expuesto por la Fiscalía local y en razón de ello se procede a desestimar el presente sumario” se lee.

Debido a las desafortunadas declaraciones del Director de Migración sobre Global ID, nos presentamos ante el Ministerio Público para entregar información y ponernos a sus órdenes. El MP inicio una investigación sobre nuestra actividad. Como era de esperar toda denuncia fue desestimada dado que nuestra actividad es perfectamente legal y beneficiosa para todas las partes involucradas y para el país.

Consultado Alejandro Trejos, director general de Global ID, aclaró que “Al inicio de operaciones de Global ID se dieron malos entendidos y el proyecto fue denunciado ante el Ministerio Público. Hoy con tranquilidad podemos decir que la denuncia fue desestimada por no tener ningún fundamento”.

Y es que como sustento legal del fallo, el juzgado indica que la representación del Ministerio Público hace la petición de desestimación de acuerdo con el artículo 282 del Código Procesal Penal, que señala “cuando un hecho denunciado no constituya delito o bien no sea posible continuar con la investigación sumaria, resultando que el Ministerio Público por requerimiento fundado, gestionará ante el Juzgado Penal la desestimación de la denuncia, la querella o las actuaciones policiales…”

La desestimación también expresa que la denuncia “no es capaz de ser configurativa de acción ilícita alguna, pues no corresponde con ningún tipo penal en nuestro Ordenamiento Jurídico.”

OIJ

El juez además hace referencia al informe del Organismo de Investigación Judicial, que concluye que efectivamente la empresa denunciada no cobra por los servicios y que ha sido enfática en su publicidad sobre el hecho de que el carné no es un documento gubernamental y no les extiende ningún derecho, mas que formar parte de una base de datos para consulta laboral y crediticia.

Levantamiento

Con esta información el Juez Quinto Penal de San José, procede a desestimar el sumario y a levantar cualquier medida cautelar decretada.

“Global ID es un sistema, no gubernamental que provee a los extranjeros un expediente digital y un carnet de identificación que a corto plazo será una gran herramienta para todo tipo de trámites, les estamos dando la oportunidad de crearse un historial en CR donde viven y trabajan honradamente” concluyó Trejos.

One response so far

Jul 26 2009

Difícil de contar, el juicio

Published by under personal

No he hablado directamente del juicio en mi blog, porque es muy difícil. Espero que este lunes terminen los alegatos y conclusiones judiciales y a esperar la sentencia.

Hay muchas razones para no hablarles de ello… ya hay mucho show mediático, hablarlo me es complicado, el proceso ha sido durísimo, y muchos etcéteras.

Pero sobre todo porque, pase lo que pase, nada en lo personal va a cambiar.

Si estamos ahí es para que cambie para otros.

Les dejo un vídeo de mi super Cata, que ya había posteado, pero que me da tanto orgullo que lo vuelvo a poner para los que no lo vieron. No comparto las creencias religiosas de mi hija, pero sin duda compartimos 100% las creencias y principios espirituales.

Cuando subí este vídeo a youtube lo titulé “La mujer que más admiro”

No responses yet

Mar 16 2009

Que es Socialdemocrácia?

Published by under Política

Hay un nuevo medio noticioso electrónico, Costa Rica Hoy, de corte socialdemócrata.

En su primer editorial, un poco largo por la ocación, hace una excelente descripción de los que es la sicialdemocrácia, que lo disfruten.

editorial En los albores del tercer milenio de la era cristiana, la democracia constitucional moderna, concebida como el sistema político en el cual el poder proviene del pueblo, y éste elige periódicamente a sus gobernantes y tiene control efectivo sobre las acciones de éstos, atraviesa su más seria crisis, una verdadera crisis de supervivencia.

Las razones para esa crisis son variadas: por un lado, la economía ha pasado a ser más importante que la política, y los mercados más importantes que los Estados. Se dice que, de las cincuenta economías más grandes del mundo, solamente dieciocho son países; el resto son gigantescas corporaciones empresariales privadas, con operaciones en todos los continentes. Su acción productiva y comercial, su gestión económica y financiera y las repercusiones sociopolíticas de su vida empresarial, derivan directamente -en forma que en cierto sentido podría considerarse legítima, pues para eso existen- de las decisiones de pequeñas cúpulas que representan el interés particular y privado de los accionistas y propietarios, y no el interés general de las poblaciones en cuyo seno se desarrolla la actividad de la empresa. Esos grandes conglomerados empresariales no son, desde luego, entidades democráticas, y las poblaciones que reciben el impacto de su acción, y que constituyen su mercado, su reserva de mano de obra o su entorno social, no tienen, desde luego, participación ninguna en el determinación de las políticas empresariales, o en el control del impacto social, económico, ecológico y cultural que se producirá como consecuencia de la ejecución de esas políticas.

En adición a lo anterior, los desequilibrios derivados de la inevitable globalización, la acumulación desenfrenada y creciente de riquezas en un grupo cada vez más reducido de personas, de empresas y de regiones del mundo, y el empobrecimiento que se generaliza como un imparable derrame de petróleo por continentes enteros, con su secuela evitable de hambre, enfermedad, dolor y muerte, hizo exclamar hace tres décadas al distinguido economista británico Fritz Schumacher, en una frase premonitoria, que en realidad en el mundo “no existe un problema económico…lo que existe es un problema moral”.

Y en la misma línea, Hazel Henderson, la economista norteamericana que ha defendido con tanto éxito el uso de fuentes alternativas de energía, pudo exclamar que “la economía no es una ciencia, es simplemente política disfrazada”, pues la mayoría de los economistas contemporáneos, aunque no quieran admitirlo, están sólidamente sujetados, implícita o explícitamente al distorsionado sistema de valores y a la ideología dominante en nuestra cultura, el pensamiento único del fundamentalismo neoliberal de mercado.

Pero el impacto social y político derivado de la acción de los grandes gigantes económicos, de los grandes conglomerados financieros y comerciales del mundo no se detiene en el ámbito mercantil y financiero, desde luego. Con toda evidencia, la influencia de la corporatocracia global es determinante en las decisiones políticas de todo tipo y de todo nivel, y en algunos casos, hay justificación sobrada para respaldar la radical afirmación del Premio Nobel de Literatura, José Saramago, quien en una reciente entrevista difundida mundialmente afirmaba sin tapujos que “los gobiernos que nosotros elegimos no son más que los comisarios políticos del poder económico y financiero”.

Por otra parte, en el escenario mundial, vemos surgir aceleradamente un conjunto de actores políticos abiertamente hostiles a la democracia, entendida como forma de gobierno y como forma de vida. Por un lado, regímenes totalitarios que, como grandes dinosaurios extraviados en el tiempo, sobrevivieron a la caída del bloque soviético; por el otro, creciente autoritarismo como respuesta a la amenaza terrorista; más allá, verdaderas teocracias medievales surgidas como reflejo del fundamentalismo religioso y monarquías enriquecidas con una mezcla de petróleo, sangre y lágrimas; más acá, gobiernos autoritarios y corruptos, sostenidos por los enfrentamientos tribales, las guerras étnicas y el fanatismo religioso. Y en medio, la democracia, atenazada entre el poder financiero de las grandes corporaciones transnacionales y la amenaza conjunta y hermanada del terrorismo y el autoritarismo crecientes, alimentados por la miseria y el hambre de millones de seres humanos en todo el mundo. Esa democracia que se resiste a morir, brota aquí y allá como una rara y exótica flor, surgida entre las grietas del miedo y la desesperanza, constantemente amenazada y en constante peligro de extinción. Esa democracia en la que creemos y en la que aprendimos a creer, esa democracia que encarna los valores de representatividad y participación, de respeto y tolerancia, esa democracia que postula, en palabras de Simon Peres, no solo el derecho de todos los hombres a ser iguales, sino también el derecho de todos los hombres a ser diferentes, esa democracia debe ser defendida cotidianamente, todos los días y a toda hora, en todos nuestros actos de hombres y mujeres libres y conscientes.

La democracia tiene que darle respuestas, oportunas y adecuadas, a las necesidades y requerimientos concretos de los ciudadanos, para que jamás se abandonen a la fácil tentación de dejar de ser lo que son, ciudadanos libres, y jamás acepten convertirse en simples súbditos pasivos. La democracia moderna es inseparable del contínuo fortalecimiento de los derechos humanos, así como es inseparable del concepto de desarrollo sostenible.

La democracia tiene que funcionar. El Estado democrático moderno tiene que dar respuestas oportunas a las demandas de la gente, tiene que demostrar su eficiencia y su eficacia en la gestión administrativa, en la atención responsable de las necesidades, en la solución de los problemas, en el mejoramiento de las condiciones de vida, en la distribución de la riqueza, en la construcción del bienestar colectivo. La democracia tiene ante sí el reto de demostrar que es mejor y más eficaz que la dictadura, mejor y más eficaz que el autoritarismo, mejor y más eficaz que el populismo demagógico para atender las necesidades de la gente, y satisfacer las demandas de educación, alimentación, salud, vivienda, trabajo, bienestar, seguridad, y desde luego, libertad.

Resulta claro entonces, que la democracia hoy, en los inicios del tercer milenio, no se reduce ni puede reducirse al ejercicio de los derechos electorales y políticos, ni limitarse a garantizar el respeto la participación y la representación políticas. La democracia moderna tiene una dimensión social, económica y cultural que no puede postergarse más, y que se expresa en el imperativo ético definido por José Figueres Ferrer, con una simplicidad, con una precisión y con una lucidez pasmosas, cuando dijo que la estrella que debe guiar nuestros esfuerzos, es simplemente, el bienestar del mayor número.

En esta hora oscura pero también preñada de esperanzas, por la que hoy atraviesa la especie humana, en su largo tránsito hacia la felicidad, un grupo de costarricenses hemos iniciado un nuevo proyecto informativo, hemos decidido decir nuestra palabra. Utilizando los novedosos medios de comunicación electrónica que nos depara la Red, Impulsamos hoy un medio de comunicación e información independiente, solo comprometido con la verdad y con los mejores intereses y más caras esperanzas y aspiraciones del pueblo costarricense. Esas aspiraciones se han expresado a lo largo de la historia de Costa Rica con un nombre muy claro: la vía costarricense al desarrollo. Un modelo propio de desarrollo económico y social, que los costarricenses hemos construido a lo largo de los gobiernos y de los años, a lo largo de los trabajos y los días, a lo largo de derrotas y victorias, de tropiezos y esperanzas. Los costarricenses hemos comprendido desde siempre que el desarrollo no es simplemente la consecución del máximo de producción y consumo, sino que es la consecución del máximo de bienestar humano.

Por eso a lo largo de nuestra vida histórica, defendemos siempre una vía de desarrollo que tiene esa meta superior, que rebasa y trasciende el mero crecimiento económico, y que, frente al fundamentalismo de mercado impuesto por la camisa de fuerza ideológica de la teología neoliberal, se sustenta en otra ética distinta y tiene otra perspectiva distinta del mundo y de la vida.

Creemos y venimos hoy a defender una concepción del desarrollo, de la política y de economía, que respeta la inmensa complejidad de la vida natural y social del hombre, y que ve sociedades, comunidades y Estados allí donde el neoliberalismo solo ve mercados; que comprende y respeta la riqueza y la complejidad de las relaciones humanas y no las reduce solamente a transacciones mercantiles; que privilegia el valor de las personas sobre el precio de los bienes; que registra sus experiencias vitales en la poesía y no solo en la contabilidad; que ve personas y no solamente clientes; que coloca de primero el trabajo y solo después el capital; primero el ser, y el hacer y el saber, y el amar, y después el tener y el vender, el comprar y el cobrar; que entiende que la especie humana se desarrolla sobre todo en la cooperación y no solo en la competitividad, y que la competencia, en la vida social y en la vida natural, solo es posible y visible porque es una excepcional burbuja que brota en medio de un océano de colaboración. Sostenemos una visión ética del mundo que subraya la solidaridad frente a la ganancia, el bienestar frente a la acumulación, la vida frente al negocio, los seres humanos frente a las cosas.

Comprendemos, los promotores de este proyecto informativo, que no podemos callar. Dice la sentencia latina: “qui tacet consentire videtur”, el silencio implica consentimiento. Y hoy no podemos dar nuestro consentimiento a la injusticia, a la inequidad, a la opresión y la exclusión, con nuestro silencio, con nuestra inacción y con nuestra mudez. Hablar, como escribir, y también como escuchar, es hoy más que nunca, un derecho y un deber ineludibles. Porque es precisamente la palabra la que define al hombre, la que lo hace hombre y le otorga la plena dimensión de su libertad. Por eso, en el duro y escabroso mundo de hoy, al inicio del Tercer Milenio, cuando parece que la edad oscura está consolidando su fuerza y su terror, más importante que nunca es rescatar, afirmar y defender el valor de la palabra. Y más importante que nunca es hablar, escribir, escuchar, lanzar al viento la esperanza, decir nuestra palabra, y darle voz al que no la tiene.

Escribir, y hablar, es comprometerse con un enfoque determinado de la realidad, con una perspectiva del mundo, con una óptica de la vida. Es expresar y transmitir para otros, el punto de vista personal y propio, bajo responsabilidad intransferible. Es tomar partido, elegir, adoptar posición, optar, comprometerse, plantarse en firme y combatir. Es ejercer la libertad. No se escribe ni se habla para esclavos, pero también tenemos el deber moral de impedir que nos amordace el silencio de los otros. Hablar es comprometerse: escribimos o hablamos en una situación, en sentido sartreano, en un determinado punto del espacio-tiempo histórico, en unas coordenadas políticas, sociales y culturales determinadas. Y en ese sentido, hablar es también actuar, y la palabra es también una forma de la acción, un momento determinado de la acción, pues toda cosa que se nombra ya no es la misma. Hablar es expresar la verdad, combatir la mentira, impedir que la palabra se pervierta, se prostituya y se gaste. Palabras gastadas, tituló uno de sus primeros libros don Pepe Figueres, lamentando que palabras sagradas, como “democracia”, “libertad”, “socialismo”, estuvieran gastadas como monedas viejas. Por eso dice Jean-Paul Sartre, el filósofo de la libertad, que la función del escritor es llamar al pan, pan, y al vino, vino, porque si las palabras están enfermas, a nosotros nos toca curarlas, devolverles su dignidad. La función de los intelectuales, diría años después Noham Chomsky, consiste en decir la verdad y denunciar la mentira.

Porque en la palabra está la raíz íntima de la libertad humana. Sartre, en el primer párrafo del famoso prólogo a Los condenados de la tierra, de Franz Fanon, lo dice con toda claridad: “No hace tanto tiempo, la tierra contaba dos millones de habitantes. O sea quinientos millones de hombres y mil quinientos millones de indígenas. Los primeros disponían del verbo, los otros lo tomaban prestado”. Sin lenguaje, sin poder manifestarse a través de ese medio de expresión esencial de la actividad humana, no hay libertad. Ni conciencia.

No hay ser humano concreto, con identidad propia y en conexión real y válida con la conciencia colectiva, con la conciencia de su época, si detrás de los sonidos y detrás del cuerpo, no se expresa la palabra propia: no prestada, sino propia. Por eso Leopold Sédar Senghor, el político, escritor y poeta senegalés, miembro de la Academia Francesa, decía con énfasis: “escribo en francés, pero pienso en africano”. Porque la palabra modela, esculpe, cincela y construye la propia conciencia y la propia identidad, así como la conciencia colectiva, si es que ésta existe.

De allí surge la misión profunda y enorme de los poetas, quienes al decir de Borges, ejercen siempre una magia menor. Y esa es también la misión de los escritores, los periodistas y comunicadores, -debería seguir siendo la misión de los políticos- que tienen la responsabilidad de expresar hoy, con el lenguaje de hoy, con las imágenes de hoy, con los medios de hoy, los sueños que se forjaron hace siglos, en ese duro camino de ascenso del hombre hacia la conciencia y hacia la libertad.

Hoy, un grupo de costarricenses hemos decidido expresar nuestra palabra, e invitar a muchos más, a las mayorías silenciosas, a que también expresen la suya, a través de un nuevo medio de comunicación puesto al servicio del pueblo de Costa Rica. Nuestro único compromiso es con la verdad, que nos hará libres, y a través de su difusión, esperamos servir de instrumento útil para respaldar, sustentar e impulsar la lucha del pueblo costarricense en ese largo camino hacia su bienestar, o mejor aún, en palabras de Daniel Oduber, en ese esfuerzo en que nuestro pueblo está hoy empeñado, en su interminable ascenso hacia la libertad.

No responses yet

Feb 10 2009

Que se ponga las pilas la Corte

Published by under Política

Nosotros como representantes de las víctimas y que hemos debido entrerrar a nuestros seres queridos, en su mayoria violentados por delincuentes con un amplio expediente delictivo y dejados en libertad por fiscales, jueces y magistrados irresponsables principales promotores de la delincuencia en este país; nosotros que hemos vivido en carne propia la inoperancia e injusticia de un sistema judicial culpable del dolor que hoy viven muchisimas familias, apoyamos la creación urgente de ésta comisión e instamos a todos los diputados para que la misma sea una realidad. Es tiempo ya de que los “Administradores de la Justicia” de este país sean desenmascarados y le rindan cuentas al pueblo.

ASOPAZ

• Libertario Luis Barrantes sugerirá crear comisión especial:
DIPUTADO PROPONE QUE CONGRESO INVESTIGUE A LA CORTE SUPREMA
Gerardo Ruiz Ramón
[email protected]

El jefe de bancada del Movimiento Libertario, Luis Barrantes, cree que es urgente aumentar los controles sobre la función de los magistrados y los jueces del Poder Judicial.
El jefe de fracción del Movimiento Libertario, Luis Antonio Barrantes, propondrá que la Asamblea Legislativa conforme una comisión especial que investigue el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia. Barrantes cree que los representantes del pueblo deben indagar aspectos como sentencias de jueces, liberación de delincuentes sospechosos de delitos graves, resoluciones de las distintas salas y la rendición de cuentas de los magistrados al país.

Según el diputado, se hace necesario impulsar un cambio en la actitud de los jueces y magistrados, acorde con la nueva legislación que se impulsa en el Congreso, que pretende favorecer más a las víctimas y castigar duramente a los delincuentes.

En particular, ¿qué le interesa que la Asamblea Legislativa investigue de la Corte?
-Creo que es urgente evaluar la forma en que jueces y magistrados hacen frente a la política en contra de los criminales. Me refiero a jueces, magistrados y fiscales. Los costarricenses no podemos entender por qué un juez decide soltar a un criminal que mata a un muchachito en Limón y posteriormente, por la presión social y de los medios de comunicación, decide recapturar al maleante y a éste ya no lo encuentran por ningún lado. Esos aspectos deben ser estudiados en una comisión especial del Congreso, porque nada hacemos los diputados dándole más plata al gobierno para que fortalecer la seguridad ciudadana y reformando las leyes si hay una pata del banco —el Poder Judicial— que sigue renqueando.

Comentaba usted que le parece urgente que los magistrados rindan cuentas a la ciudadanía sobre sus actos ¿Cree que los jueces están alejados de las preocupaciones del pueblo?
-Mientras aquí en la Asamblea Legislativa estamos bajo el ojo de la opinión pública, tenemos, por otro lado, a un Poder Judicial metido en su madriguera, ausente ante las críticas y alejado de las preocupaciones ciudadanas. En los últimos 20 años en el Congreso solo se han creado dos comisiones investigadoras del Poder Judicial, por eso creo que urge que los diputados le demos un socollón al sistema de justicia y por qué no, plantear que el presidente de la Corte venga al Plenario y le rinda cuentas a los representantes del pueblo una vez al año, como lo hace el presidente de la República y que los diputados puedan exigirle que explique por qué en varias ocasiones los jueces son hasta permisivos con los maleantes.

¿Por qué desea investigar la preparación académica de los abogados?
Porque sé que algunas casas de estudios superiores están graduando a juristas mal preparados y eso es preocupante en una profesión tan delicada. Creo que los diputados debemos evaluar la responsabilidad del Estado de garantizar que no existan las universidades de cochera que graduarán a los futuros jueces de este país.

¿Será tema de investigación para esa eventual comisión el mecanismo dispuesto para elegir a los magistrados y la duración de sus períodos?
-Sí, pero creo que el Congreso debe seguir nombrando a los magistrados, al menos hasta que alguien demuestre que existe un mejor método.

Los diputados deben tener derecho a discutir ampliamente el nombre de un candidato a magistrado.

Me parece que 8 años son muchos para que un magistrado permanezca en el cargo. Seamos sinceros: son muchos años y la reelección de esos funcionarios es prácticamente directa, eso no puede ser. Creo que debe limitarse a 4 años el tiempo de permanencia de los magistrados y abrir verdaderos debates sobre su reelección porque son piezas fundamentales en el engranaje de la justicia.

Aquellos que aspiren a continuar en la magistratura deben venir al Congreso a explicar que atestados y logros los respaldan para seguir en el cargo.

¿La Sala Constitucional también debe estar incluida en ese escrutinio que usted plantea?
-Claro, es urgente revisar lo que se debe reformar de la Sala Constitucional. Hay que desahogarla y eliminarle potestades como opinar sobre los proyectos de ley que aprobamos los diputados.

¿Ha comentado sus intenciones de crear esta comisión investigadora a otras fracciones?
-No, pero espero contar con el respaldo de todos los diputados que quieren a este país porque me parece hay que sacar al Poder Judicial del claustro en el que se metió.

No responses yet

Ene 15 2009

COMUNICADO DE PRENSA

Published by under Política

Para todos aquellos que desean demostrar su descontento con la Extra pueden entrar a la siguiente pagina www.firmameaqui.com y dejar su firma.

Esto fue con la ley anterior, con la actual…..


COMUNICADO DE PRENSA

Fallo de Sala Tercera confirma sentencia

CINCO AÑOS A LA CARCEL Y SIN LICENCIA POR 15 AÑOS

· Acción civil resarcitoria se estableció en poco más de ¢71 millones.

· Imputado también deberá descontar una pena de 5 años de prisión.

La condena por la muerte de un joven por atropello, en la que medió el licor y la alta velocidad, quedó en firme luego de que ayer 13 de enero, los magistrados de la Sala Tercera declararan sin lugar el recurso de casación.

En la causa figuró como imputado un joven de apellido Díaz Acuña, por el delito de homicidio culposo de Sergio Pablo Villaseñor Muñoz.

De esta manera se confirmó la sentencia condenatoria que dictó el Tribunal de Juicio del Segundo Circuito Judicial de San José, sede Goicoechea, el pasado 21 de febrero.

“…El Tribunal, por unanimidad en todos los extremos decisorios, declara a …Díaz Acuña autor responsable del delito de homicidio culposo cometido en perjuicio de Sergio Pablo Villaseñor Muñoz, por lo que se le impone la pena de cinco años de prisión que deberá descontar en el establecimiento carcelario respectivo conforme a los reglamentos penitenciarios vigentes. Se ordena la cancelación de la licencia de conducir de Díaz Acuña por un período de quince años a partir de la firmeza del fallo”, estableció la resolución del Tribunal.

El fallo también declaró parcialmente con lugar la acción civil resarcitoria en la cual, Díaz Acuña deberá pagar un total de ¢71 483 950, los cuales corresponden a poco más de ¢31 millones por concepto de daño material y ¢40 millones por daño moral. Además de casi ¢14 millones por costas procesales y personales

El fatal accidente que acabó con la vida del joven de 20 años tuvo lugar el 5 de diciembre del 2004. Villaseñor Muñoz se encontraba a eso de las 2:00 a. m. frente a Plaza del Sol y se disponía a cruzar la calle cuando en el último carril se topó de frente con un vehículo que viajaba con dirección Este a Oeste y pese a que intentó esquivar el carro, éste lo arrolló.

En el proceso judicial se determinó que el conductor Díaz Acuña conducía a gran velocidad y bajo los efectos del alcohol.

El herido fue trasladado al Hospital Calderón Guardia, donde le practicaron una intervención quirúrgica, sin embargo por la gravedad de las lesiones falleció en horas de la mañana.

Area de Prensa

Departamento de Prensa y Comunicación

Poder Judicial

14 de enero, 2009

No responses yet

Abr 12 2008

Escrito por un amigo

Published by under natalia


Christian Hess Araya
Artículo publicado en la sección “Página Quince” del diario La Nación (ver publicación original).
12 de octubre del 2007. San José, Costa Rica.
http://www.hess-cr.com/secciones/humanismo/0710natalia.shtml

En la madrugada del 7 de octubre, un hombre al que perseguían las autoridades se saltó una señal de alto y, además de herir a otros dos, mató a tres jóvenes, incluyendo a Natalia, hija de mis amigos Alejandro Trejos y Ana María Sánchez.

Naty, que conocí desde el día en que nació, era prácticamente una niña aun. Rebosante de energía, cursaba sus primeros estudios universitarios, hermosa etapa de la vida en la que, por coincidencia, fue también aquella en la que su padre, “el Flaco” y yo nos conocimos hace casi treinta años.

No puedo imaginar el dolor que atraviesa en estos momentos a la familia y amigos de Naty, pero imagino que debe ser algo similar a lo que experimenté aquel lejano día en que escuché que mi padre había muerto. Veinticuatro años después, recuerdo vívidamente esa mezcla de sentimientos: negación, clausura e impotencia. Negación, porque al principio lo invade a uno la tenue esperanza de que lo que le acaban de anunciar quizás no sea cierto; que hubo un error; que la persona fallecida en realidad es otra. Clausura, porque cuando se comprende que la desgracia sí ocurrió realmente, se siente como si una pesada puerta se cerrara sobre un capítulo de la vida, de modo que todo lo que la persona querida fue y todo lo que uno habló o no habló, o hizo o no hizo con ella, se ha tornado en definitivo e irreversible. E impotencia, porque no hay nada que se pueda hacer para volver atrás en el tiempo y cambiar lo sucedido. La sentencia es inapelable.

La crisis no es tanto vial como moral.La reacción inicial de muchos ha sido, como en otras ocasiones, pedir el endurecimiento de los controles y sanciones legales. Y no es que no haya que mejorar la normativa de tránsito, pero es que siempre he sentido que esa medida es tan solo marginalmente eficaz: cuando alguien infringe la ley, lo usual no es que se siente a leer primero La Gaceta para ver si el rigor de la pena hace que valga la pena o no asumir el riesgo de que lo pesquen y lo juzguen. Y, por supuesto, cuando lo hacen, ya es tarde.

Con su agudeza usual, quien dio primero en el clavo fue justamente el Flaco. Durante el funeral y en sus declaraciones posteriores, señaló que la cuestión no es simplemente la de una violación a las leyes de tránsito. El verdadero problema está en el grado de desprecio por los demás que caracteriza a la forma en que nos vemos unos a otros. No es un tema de semáforos inteligentes, sino de falta de inteligencia en las personas. La crisis no es tanto vial como moral. Si ese joven conductor, luego de haber golpeado primero a dos oficiales de policía, hubiese prestado oídos a la voz interior que le exigía detenerse inmediatamente, afrontar lo sucedido y no agravar su culpa huyendo, Naty y sus amigos estarían vivos. ¡Duele pensar que algo tan simple lo habría cambiado todo!

Y por eso escribo estas líneas. Para aportar aunque sea un grano de arena y machacar sobre ese mensaje que el Flaco busca transmitirnos, en toda su urgente vehemencia. Si quieren reformar la Ley de Tránsito y establecer penas draconianas, porque eso nos brindará algún sentimiento de control, pues, adelante. Quizás salve algunas vidas, no digo que no; y eso, desde luego, sería muy bueno. Pero, en cierto modo, será como poner pañitos fríos sobre la frente del enfermo. La infección real yace bajo la superficie. La verdadera enfermedad se tiene que combatir en las familias, en los centros educativos, en los templos, en los lugares de trabajo; no solo desde la Asamblea Legislativa.

Flaco y Ana: Naty en realidad no se ha ido. Tan solo se cambió de casa. Ahora está en su corazón y en sus recuerdos, donde la van a encontrar siempre viva, hermosa, joven y alegre.

No responses yet

« Prev